“Misericordia de Dios”, un comedor que alimenta a los más necesitados

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde muy temprano  se reúnen las personas en las afueras del comedor de la Catedral San Pedro Apóstol, y hacen fila con el fin de adquirir su boleto, para reclamar su plato de comida al mediodía.

Niños, jóvenes, adultos, y personas de la tercera edad se hacen presentes para poder recibir un poco de alimento. A partir de las 8:00 a.m. Mabel Escoto, encargada del comedor, hace entrega de los tickets mientras Jasmin Suazo y Lidia García preparan el menú del día.

Los indigentes que llegan al comedor pueden disfrutar de varios tipos de platillos durante la semana, entre ellas: sopas, carne molida, pollo, chilaquiles, ensalada de coditos, de tomate, pepinos y jugo natural.

 El comedor abre sus puertas a las 11:30 a.m. de lunes a viernes, uno por uno entran y entregan su boleto para poder almorzar, unos aprovechan el lugar y se sientan a comer, otros prefieren llevarse la comida. Aproximadamente  cien personas se alimentan diariamente.

Nicolás Mejía, uno de los que asiste al comedor desde que se inauguró, agradeció y felicitó a la iglesia por el apoyo que les brindan a todas las personas que viven en la calle y no tienen dinero para alimentarse.

También Ángel Cálix, vendedor ambulante, comentó sentirse muy satisfecho y agradecido con la Iglesia Católica al compartir alimentos con todas las personas que más lo necesitan, porque aunque algunos trabajen, no todos tienen la posibilidad de poder comprarse un plato de comida.

Mabel Escoto compartió que este proyecto  ha sido un reto muy bonito junto a la colaboración del padre Glenis Mejía, párroco de la Catedral.

“Al principio fue complicado porque ni siquiera saludaban o se peleaban pero a medida fueron pasando los días, se fueron educando y ahora no hay ningún problema”, expreso Mabel Escoto.

De igual forma recalcó que el comedor se sostiene con las donaciones que hacen algunos ciudadanos, y los feligreses de la Catedral que apoyan económicamente.

HISTORIA

El comedor  “Misericordia de Dios” inicio el 04 de octubre del 2016 como proyecto social de Monseñor José  Antonio Canales, en ese entonces párroco de la catedral San Pedro Apóstol,  junto al Concejo Parroquial.

Mabel Escoto manifestó que recientemente recibieron la visita de Monseñor Canales, quien les felicito por seguir con la obra social.

Las personas encargadas de cocinar en este comedor, son catequistas  en la comunidad de Cristo Salvador de San Pedro Apóstol.