La Iglesia hondureña se reúne con el Papa Francisco

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los 11 obispos de Honduras que componen la Conferencia Episcopal del país, fueron recibidos en el Vaticano por el Papa Francisco. La “Visita ad Limina Apostolorum” tuvo lugar el pasado 4 de septiembre a las 10:30 de la mañana.
El objetivo del encuentro fue informar al Papa de todo lo relacionado con las diócesis que dirigen, además de seguir un itinerario que incluyó la visita a la tumba de los apóstoles, como signo de comunión plena con la Iglesia.
El obispo de la Diócesis de Danlí, José Antonio Canales, compartió su experiencia y dijo: “Fuimos recibidos por el Papa, con su alegría y cordialidad propia. Cada uno de los obispos, le informó de los asuntos más relevantes de cada diócesis. También hablamos del acontecer nacional, la situación política, religiosa, económica y social del país”.
Agregó que el Santo Padre reconfirmó su apoyo, en todo sentido, para que la iglesia hondureña desempeñe un mejor papel en medio del pueblo de Dios. También agradeció a los obispos el trabajo en cada una de las diócesis.
“El apoyo del Papa nos impulsa a seguir trabajando, sabiendo que no estamos solos. Tenemos primeramente la compañía de El Señor y, en segundo lugar, la del Vicario de Cristo” agregó Canales.
A la reunión que se realiza cada 5 años asistieron: Su eminencia, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez; el obispo Auxiliar de Tegucigalpa, Mons. Juan José Pineda; el obispo de La Ceiba, Miguel Lenihan; de Choluteca Guido Charbonneau;Darwin Andino, de Santa Rosa de Copán; Ángel Garachana Pérez, de San Pedro Sula; Roberto Camilleri de Comayagua; José Bonelo; de Juticalpa, David García; de Yoro; Luis Solé, de Trujillo; y José Antonio Canales de Danlí.
Como parte del itinerario, recorrieron los departamentos, dicasterios, congregaciones, que tratan las diferentes áreas de pastoral, y de la vida de la iglesia. Todo lo concerniente al anuncio del Evangelio de Jesucristo. Durante toda la semana, se conocieron las últimas noticias que hay con respecto a cada una de estas áreas, expresó Mons. Canales.
“Hemos vivido esta visita en un ambiente familiar, cordial y espontáneo. El Papa, al ser latino, le ha impregnado sencillez, a la Sede de San Pedro. Esto no debe sorprendernos, pues los latinoamericanos somos más directos, sin mucho protocolo.
El Papa Francisco, nos entregó un recuerdo y por nuestra parte también le dimos algunos obsequios típicos de nuestro país.
Dato curioso
El obispo Canales encargado de la pastoral juvenil, no dejó pasar el momento junto al Papa Francisco y le pidió que le regalara una selfie.