Top Stories

Los 11 obispos de Honduras que componen la Conferencia Episcopal del país, fueron recibidos en el Vaticano por el Papa Francisco. La “Visita ad Limina Apostolorum” tuvo lugar el pasado 4 de septiembre a las 10:30 de la mañana.
El objetivo del encuentro fue informar al Papa de todo lo relacionado con las diócesis que dirigen, además de seguir un itinerario que incluyó la visita a la tumba de los apóstoles, como signo de comunión plena con la Iglesia.
El obispo de la Diócesis de Danlí, José Antonio Canales, compartió su experiencia y dijo: “Fuimos recibidos por el Papa, con su alegría y cordialidad propia. Cada uno de los obispos, le informó de los asuntos más relevantes de cada diócesis. También hablamos del acontecer nacional, la situación política, religiosa, económica y social del país”.
Agregó que el Santo Padre reconfirmó su apoyo, en todo sentido, para que la iglesia hondureña desempeñe un mejor papel en medio del pueblo de Dios. También agradeció a los obispos el trabajo en cada una de las diócesis.
“El apoyo del Papa nos impulsa a seguir trabajando, sabiendo que no estamos solos. Tenemos primeramente la compañía de El Señor y, en segundo lugar, la del Vicario de Cristo” agregó Canales.
A la reunión que se realiza cada 5 años asistieron: Su eminencia, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez; el obispo Auxiliar de Tegucigalpa, Mons. Juan José Pineda; el obispo de La Ceiba, Miguel Lenihan; de Choluteca Guido Charbonneau;Darwin Andino, de Santa Rosa de Copán; Ángel Garachana Pérez, de San Pedro Sula; Roberto Camilleri de Comayagua; José Bonelo; de Juticalpa, David García; de Yoro; Luis Solé, de Trujillo; y José Antonio Canales de Danlí.
Como parte del itinerario, recorrieron los departamentos, dicasterios, congregaciones, que tratan las diferentes áreas de pastoral, y de la vida de la iglesia. Todo lo concerniente al anuncio del Evangelio de Jesucristo. Durante toda la semana, se conocieron las últimas noticias que hay con respecto a cada una de estas áreas, expresó Mons. Canales.
“Hemos vivido esta visita en un ambiente familiar, cordial y espontáneo. El Papa, al ser latino, le ha impregnado sencillez, a la Sede de San Pedro. Esto no debe sorprendernos, pues los latinoamericanos somos más directos, sin mucho protocolo.
El Papa Francisco, nos entregó un recuerdo y por nuestra parte también le dimos algunos obsequios típicos de nuestro país.
Dato curioso
El obispo Canales encargado de la pastoral juvenil, no dejó pasar el momento junto al Papa Francisco y le pidió que le regalara una selfie.

El Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, evaluó la situación de los cristianos en Oriente Medio, en especial en Siria donde son víctimas de una dura persecución, con el Presidente Ruso Vladimir Putin en el encuentro que ambos mantuvieron el miércoles 23 de agosto.

En una entrevista concedida a la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede, el Secretario de Estado subrayó que una de las coincidencias existentes entre Rusia y la Santa Sede es “la preocupación por la situación de los cristianos, por la persecución contra los cristianos”. Preocupación que se extiende “a todos los grupos religiosos, y a todas las minorías, tratando de comprometer también a los musulmanes”.

El Cardenal destacó, el tono cordial y de respeto en que se desarrolló el encuentro: “fue un encuentro respetuoso en el cual hemos afrontado todos los temas queríamos abordar”, aseguró.

En la reunión con el Presidente Putin, el Cardenal Parolin también planteó otros asuntos como la situación en Ucrania o en Venezuela.

Según reveló el Cardenal en la entrevista, el mensaje que quiso transmitir al mandatario ruso fue que “Rusia, por su posición geográfica, por su historia, por su cultura, por su pasado, por su presente, tiene que jugar un importante papel en la comunidad internacional, en el mundo. Y, por lo tanto, tiene una gran responsabilidad en la búsqueda de la paz”.

“El país y sus líderes tienen una gran responsabilidad en la construcción de la paz y deben esforzarse realmente para situar los intereses superiores de la paz por encima de todos los demás intereses”, señaló.

El Cardenal Pietro Parolin, que acaba de regresar a Roma tras un viaje a Rusia que comenzó el lunes 21 de agosto, hizo un balance positivo de sus reuniones con los líderes civiles y religiosos del país eslavo. “Creo que el balance de este viaje sustancialmente positivo y, por lo tanto, mis sentimientos son de agradecimiento al Señor por haberme acompañado durante estos días”. Han sido “encuentros significativos, encuentros constructivos”.

En el viaje, el Secretario de Estado del Vaticano también se reunió con representantes de la comunidad católica. “Ha sido posible conocer un poco más de cerca la realidad, la vida, de la comunidad católica en Rusia, sus alegrías, sus esperanzas, pero también sus desafíos y las dificultades que se encuentran y que deben afrontar. Estos problemas los hemos podido transmitir a la autoridad”.

En concreto, citó uno de dichos problemas: “la restitución de algunas iglesias que fueron confiscadas en tiempos del régimen comunista y que todavía no han sido devueltas para dar respuesta a la necesidad de la comunidad católica de tener lugares de culto adecuados”.

Preguntado sobre la conversación con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, resaltó la emoción de los interlocutores ortodoxos por la presencia de las reliquias de San Nicolás de Bari en Moscú y en San Petersburgo, presencia que generó “un fuerte impacto en la religiosidad y en la fe del pueblo”.

Sin embargo, no todo han sido palabras complacientes. También se han tocado asuntos polémicos, aunque siempre con un tono positivo y constructivo. “Se trata de explorar vías para afrontar y tratar de solucionar los problemas”, explicó.

Fuente: Aciprensa

Mediante un telegrama, el Papa Francisco expresó “su más profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida” en el atentado terrorista cometido el jueves 17 de agosto en la ciudad de Barcelona y ofreció “sufragios por su eterno descanso”.

En el telegrama, enviado al Arzobispo de Barcelona, Cardenal Juan José Omella, por el Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin, el Santo Padre define de “cruel atentado terrorista” y de “acción inhumana” el ataque reivindicado por el Estado Islámico y que ha ocasionado 14 muertos y más de 100 heridos.

El Cardenal Parolin indicó en el telegrama que el Pontífice, “en estos momentos de tristeza y dolor, quiere hacer llegar también su apoyo y cercanía a los numerosos heridos, a sus familias y a toda la sociedad catalana y española”.

“El Santo Padre condena una vez más la violencia ciega, que es una ofensa gravísima al Creador, y eleva su oración al Altísimo para que nos ayude a seguir trabajando con determinación por la paz y la concordia en el mundo”, concluye el telegrama enviado por el Secretario de Estado de Su Santidad.

Fuente:ACIPRENSA