PRIMER ANIVERSARIO DE CAPILLA DE ADORACIÓN PERPETUA

La Parroquia La Santa Cruz, es la única en la Diócesis que tiene una capilla de adoración perpetua, la cual fue fundada por el Rvdo. P. Augusto Présiga, en junio del 2016. Actualmente cuenta con más de 200 adoradores, quienes con gran responsabilidad, atienden su hora de adoración semanal, sin permitir que el Santísimo Sacramento quede solo ni un segundo.


Don Edwin Altamirano y su esposa Lissien, son los coordinadores desde sus inicios. Ellos, con el P. Augusto, se movilizaron para que la capilla fuera una realidad. Doña Lissien recuerda: “Al inicio hubo mucha oración, estuvimos un par de meses orando, orando. Tuvimos un mes de adoración al Santísimo, lo hacíamos por horas, los siete sectores de la Parroquia, lo hacíamos turnándonos, dos horas a cada comunidad. Ofrecíamos también, rosarios y eucaristías. El padre augusto fue el instrumento, pero se concretizo a través de un tiempo de oración fuerte, porque con el P. Augusto oramos fuerte y ofrecimos nuestros ayunos, para que se abriera nuestra capilla”.
El primer adorador fue el hermano Juan Carlos Salgado, quien es parte del ministerio de música de La Santa Cruz. Él nos comenta: “De hecho yo ya había tenido el llamado del Señor, porque una noche en mi oración, yo sentía que faltaba algo y le preguntaba al Señor que qué era, que Él me dijera qué era lo que Él quería de mí. Y en mis sueños, Él me respondió con una imagen: Estaba yo en una habitación completamente cerrada, solo había una puerta grande, como la de un templo, estaba con mi teclado y cuando la puerta se abrió, apareció el sacerdote con la Custodia en alto y toda la feligresía que venía. Allí fue donde sentí ese llamado a ser adorador del Santísimo Sacramento”.


Juan Carlos, a pesar de que vive en otra colonia, es perseverante y dice que el estar a los pies del Señor, “le ha servido mucho para su crecimiento espiritual, primero, y para aprender a hacer silencio y escuchar más al Señor. También hay mucha gente que me ha pedido hacer oración, por alguna necesidad y yo lo he hecho, y tal vez al día siguiente una semana después, o un mes, la gente me manda un mensaje a través del Facebook o del whatsApp, ‘oración respondida’, ‘milagro concedido’. Entonces, me ha servido también, para aprender a interceder por las personas”.


El P. Augusto Présiga, que ahora reside en Colombia, su país natal, nos envió una comunicación recordando este aniversario tan importante, para nuestra Parroquia.
“El Señor nos inspiró a colocar esta Capilla y tiene un significado enormemente valioso para la fe cristiana, que nosotros podemos implicar en 4 ideas:
“Jesús está allí en la Santa Eucaristía, nos está esperando desde hace dos mil años, y se le ha dado un título ‘el Dios olvidado’. Tanto tiempo esperándonos y la cita del evangelio de Mateo, nos concreta esta idea, ‘Yo estaré con ustedes, todos los días, hasta el final de los tiempos’, Y es así, como el Señor espera una respuesta para que vayamos a visitarlo.


“Segundo lugar, conocemos la frase que dice ‘Dios en la tierra’, cuando hablamos de la Eucaristía. Pues qué maravilloso es pensar que Dios está con nosotros, por lo tanto, el cielo en nosotros. Cuando adoramos la presencia de Jesús Eucaristía, traemos el cielo a nuestra alma, el alma se llena de aquella gloria, de aquel indescriptible Señor y, por lo tanto, le da más gloria, valga la redundancia, al Padre celestial.


“En tercer lugar, como alimento, Jesús nos invita: ‘El que venga a Mí. El que coma Mi carne. El que crea en Mí’, esas tres palabras, tendrá vida eterna’. Nos alimentamos creyendo en Él, adorándolo y luego recibiéndolo en la Santa Comunión.


“San Agustín nos dice que ninguno reciba, coma, sin antes adorar el cuerpo de Cristo, para que pueda contemplar su grandeza y todo aquello que realmente significa, aunque podemos decir claramente, que no alcanzamos a entender el significado que tiene Jesús Eucaristía.


“Cuarto. Palabras de San Juan Pablo II: ‘La Eucaristía es el corazón palpitante de Cristo en la iglesia’. Ese es el corazón que ama, nosotros somos iglesia. Es el corazón que palpita, nos motiva, que nos ama y que nos hace que nosotros vayamos a amar también. De manera que, hay muchos motivos para nosotros acercarnos allí a adorar a Jesús, en cualquier parte donde esté expuesto, pero tiene una promesa especial, que sea en una capilla de adoración perpetua.


“Con gozo recordamos este evento que el señor nos ha puesto de fundar esta capilla de adoración el 24 de junio, día del nacimiento de Juan Bautista. Día en que ha nacido una devoción para estar más unidos a Cristo. Son devociones tanto la Hora Santa, las procesiones con el Santísimo, la adoración perpetua, que nos unen, plenamente, a Jesús y hemos de reconocer que esa unidad es ejemplar, porque donde nosotros vayamos, vamos llevando la luz de Cristo. Somos estrellas y lo reconocemos a É,l como el Sol que nace de lo alto, como lo ha expresado Zacarías en su cántico. Y nosotros, estrellas, si nos dejamos iluminar por él, vamos a reflejar la luz propia de Cristo hacia el mundo, que tanto la necesita. Reflejando esa luz de Cristo, pueden anticiparse muchas cosas que lo están destruyendo, que están destruyendo aun nuestra vida misma y que están destruyendo todos los proyectos que nos llevan a conocer el Reino de Dios.


“Que nuestra María Santísima que ha traído a Jesús al mundo, mujer eucarística, nos ayude con su gloriosa intercesión para que nos motivemos a buscar apresuradamente a buscar a Jesús en la Santa Eucaristía. Amén.”


El P. Albeiro Quintero, Vicario Parroquial de La Santa Cruz, también se expresó en relación a este tema y entre otras cosas, nos dice:
“Las acciones pastorales de la Iglesia, nacen de la Eucaristía y San Juan Pablo II, lo dice claramente, ‘Todas las iglesias debería estar abiertas por lo menos, si no es las 24 horas, por lo menos unas horas al día, para la adoración’. Es que a nosotros se nos olvida, muchas veces, que es importante adorar a Jesús, y que de la oración, surge lo demás.


“Nuestra parroquia tiene una acción pastoral muy fuerte y esa acción pastoral tan fuerte que tiene la Parroquia, se da sobre todo, gracias a los adoradores de Jesús Eucaristía. Y por eso, nosotros haciendo eco a las palabras del Papa San Juan Pablo II, en esta parroquia quisimos tener al Señor 24 horas al día. Y no es una imposición, no es una obligación, las personas vienen libremente y vienen porque es necesario nutrirse del Señor. Es muy fácil hacer cosas que no tienen que ver con el cristianismo, en las parroquias muchas veces hay sesiones de reiki, yoga, cuestiones de la Nueva Era y promovemos a veces estas cosas, pero no promovemos lo esencial y fundamental del cristianismo, la adoración a Jesús Eucaristía. El centro de la vida cristiana es la Eucaristía y quien adora a Jesús Eucaristía, estoy convencido, de que tiene la fuerza, tiene la capacidad, tiene la gracia de vivir una vida cotidiana normal y más que normal.


“Mons. Alfonso Uribe Jaramillo, decía, que el mejor tiempo que nosotros le podemos dedicar a la familia, al trabajo y a nosotros mismos, es cuando oramos. Orar es el mejor tiempo que le podemos dedicar a los que amamos, porque es ponerle a Dios nuestras cargas, nuestras dificultades. Él decía, si a veces nosotros orando, cometemos errores, cuántos errores cometeremos sin oración. Cuando uno ora, comete menos errores. A veces decimos, ‘yo no oro porque tengo mucho que hacer’, y es al contrario: oro mucho porque tengo mucho que hacer. Porque es el Espíritu de Dios, es la fuerza de la Eucaristía, es la fuerza de Jesús, la que me está iluminando, la que me está llenando, para que yo pueda hacer todas las cosas bien. Entonces ,hay que adorar a Jesús, hay que adorar al Señor. Y ninguno de los que viene aquí a adorar al Señor una hora al día, viene por obligación, es porque han descubierto la necesidad de estar con Jesús.


“Mons. Ricardo Tobón Restrepo, que ahora es Arzobispo de la Diócesis de Medellín, fundó también, una capilla de adoración, donde se adora a Jesús, desde las 6 de la mañana a las 6 de la tarde, porque quería inculcarle a las personas la necesidad de orar. Y esto siempre va a ser clave. Por eso yo me sentí muy alegre, me sentí muy feliz, y creo que fue un éxito pastoral del P. Augusto. Nosotros a veces medimos el éxito pastoral por los frutos visibles que se dan, por ejemplo tengo catequesis, entonces preguntan cuántos niños van a la catequesis, y cuántos jóvenes van a la catequesis y cuántas parejas van a la pastoral familiar. A veces, nosotros queremos medir los frutos que da una pastoral, por lo externo, y no por la profundidad. Nosotros tenemos que ver primero la calidad y luego la cantidad. De la calidad debe nacer la cantidad. Lo que nosotros hacemos es llevar a la persona a tener un encuentro personal con Jesús y a través de ese encuentro personal con Jesús, el ser humano descubre su propia dignidad. y cuando el ser humano descubre su propia dignidad, entonces empieza a trabajar por la promoción de los demás seres humanos, lo que nosotros llamamos la promoción humana, que s doctrina de la Iglesia. Entonces, primero el encuentro con Dios, después viene mi sentido de persona, viene mi dignificación y como yo me siento digno, entonces, promuevo al ser humano, a la persona humana y eso es bien hermoso, porque nosotros hacemos todo, nosotros ofrecemos aquí un paquete completo por decirlo así, del encuentro con el Señor, surge y nace todo lo demás. De la adoración a la acción, oración y acción, las dos cosas deben ir totalmente fusionadas, totalmente unidas.


“Hace tiempo leía yo un libro de Henri Nouwen, escritor, teólogo, sacerdote estadounidense hablando de la oración, donde él decía que había que perder el tiempo orando, si se puede interpretar así el término ‘perder el tiempo’. El lo decía creo, en una manera sarcástica, porque muchos creen que orar es perder el tiempo. Orar no es perder el tiempo, orar es ganar el tiempo y si usted cree que es perder el tiempo, pues pierda el tiempo orando, porque el Señor aquí lo ayuda, lo consuela, le habla y lo fortalece.”


Sanaciones milagrosas, liberaciones espirituales suceden en este tiempo en nuestra Parroquia, como nos dice la hermana Lissien Altamirano:
“Muchos milagros, porque algunos los conocemos y otros que los han guardado en su corazón. Muchos han recibido sanación, llaman a alguno de los adoradores y como pertenecemos de toda la Parroquia y también vienen de otros lugares de la ciudad. Recuerdo que comenzamos con hermanos de Choloma, de Villanueva, de algunas parroquias de la Diócesis.


“Milagros como el de Mónica, continúa la hermana Lissien, esta niña que se consagró. Hermoso testimonio. Ella anda caminando, después de estar en coma. El Señor nos la regaló de nuevo. La nieta de la hermana Waldina, y su nuera. Un milagro que las dos están vivas. Muchas sanaciones de cáncer. Nos llaman y los hemos puesto a los pies del Señor en esa capilla, que es el regalo más hermoso que Jesús haya querido darnos como Parroquia.”


No acabaríamos de escribir los testimonios porque son muchos, quizás no tan dramáticos algunos, pero el milagro se opera en usted, en el mismo momento en que se arrodilla frente al Jesús Eucaristía. Si usted es un constante adorador, habrá notado un cambio en su vida. Y si, por alguna razón, no se ha inscrito, y piensa que se aburrirá toda una hora frente a Jesús, le decimos nada más, que haga la prueba y que deje que Jesús haga el resto.

Texto y fotografía: Victoria Cotton