22
Dom, Abr

Debemos orar y hablar por los que no tienen voz “No a la despenalización del aborto”

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En esta ocasión damos a conocer el trabajo voluntario que realizan Dayana Pineda, Doris Rodríguez y Bertha Rodríguez que, desde Provida, luchan por el respeto a la vida desde su concepción. Ellas abordan las esferas legales del aborto, el voluntariado y la mística de Provida.
BA: ¿Qué dicen las leyes hondureñas sobre el aborto?
Dayana Pineda: La Constitución de la República de Honduras, defiende la vida. El art. 67 señala que “al que está por nacer se le considerará nacido para todo lo que le favorezca dentro de los límites establecidos por la Ley”, manifestando el valor fundamental de la vida del no nacido, por su existencia como persona y por su estado manifiesto de indefensión, que requiere de la especial protección del estado.
El art. 60 de la constitución establece que “el derecho a la vida es inviolable y que este derecho corresponde a todos, sin distinción alguna, por motivos de raza, color, sexo, religión, posición económica, estado de salud o cualquier otra condición”. Entonces, ¿por qué despenalizar una ley que esta puesta en la constitución?.
BA: ¿Qué nos dice la ley en el Código de la Niñez y Código Civil en la defensa a la vida?
DP: El Código de la Niñez y la Adolescencia, en su art. 12 reconocen que la vida de toda persona comienza desde el momento de la concepción, siendo obligación del Estado proteger este derecho mediante la adopción de las medidas que sean necesarias para la gestación, el nacimiento y el desarrollo ulterior.
El art. 51 del Código Civil reconoce al niño como persona jurídica únicamente a partir de su nacimiento. Por esa razón también la ley reconoce, al ser humano como persona desde el momento de la concepción y se penaliza el aborto en cualquier momento del embarazo.
BA: ¿Hay otros documentos legales donde se apoya la vida?
DP: El Código Civil también habla de proteger la vida del no nacido y de penalizar el aborto, siendo obligación del Estado proteger la vida, en cualquier momento del embarazo. Por eso, el día 25 de marzo, Provida promueve una misa del no nacido, con bendición especial para madres embarazadas. Esto no es idea de la Iglesia católica o de nosotros, sino de un decreto legislativo, nosotros no podemos poner leyes. Fue por el decreto legislativo 267, del año 2005, donde se estableció el “Día de no nacido”.
BA: ¿Un mensaje para los lectores de El Buen Amigo?
DP: Estamos dentro de los 7 países que aún no han despenalizado al 100% el aborto. Recordemos que como cristianos debemos orar y hablar por los que no tienen voz. Recordemos las enseñanzas de la biblia y a la madre que luchó por dar vida, al ser que llevaba en su vientre a pesar de todo lo que se le venía encima, nuestra Madre María.
Doris Rodríguez: “Soy miembro de Provida e invito a todas las personas para que se unan como voluntarias en esta causa.
Bertha Alvarado: “Les invito a formar parte de este trabajo hermoso Provida, que surge en el año 1983, cuando también se quería despenalizar el aborto.