El cristiano casado, vive su matrimonio y amor en Cristo

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En el marco de la celebración del mes de la familia, la parroquia Santa Cruz, de Santa Cruz de Yojoa, recibió la visita del obispo, Mons. Ángel Garachana, quien dio el sacramento del matrimonio a diez parejas, que durante seis meses de preparación fueron acompañadas por el párroco Francisco Sánchez. Eduardo y Karina Moreno, recién casados nos cuenta su experiencia en este caminar hasta llegar al matrimonio.

BA: ¿Cuál es su experiencia conyugal hasta el día de hoy?

EM: Somos de Santa Cruz de Yojoa, pertenecemos a la comunidad eclesial de base San Juan Pablo Segundo, gracias a Dios dimos este paso tan importante, después de 11 años de estar en unión libre, tenemos tres hijas. Estamos felices de recibir la gracia de Nuestro Padre, a través del sacramento del matrimonio.  Durante nuestro caminar juntos, pasamos todo tipo de dificultades y problemas, que gracias a Dios hoy hemos superado y estamos aquí para vencerlos y comenzar una nueva vida en gracia de Dios.

BA: ¿Qué significa para ustedes llegar a este sacramento después de 11 años? 

KM: Esta es una experiencia de vida que nos habíamos perdido, pero hoy Dios nos permite este regalo a través del acompañamiento de más de seis meses de nuestro párroco, padre Francisco Sánchez. Esto nos hace sentir libres, para vivir conforme a la voluntad de Dios y disfrutar de nuestra eucaristía. Karina recalca que se siente realizada, es una gran bendición recibir el sacramento que tanto esperaba en mi vida.

BA: ¿Cómo ven la familia en la promoción de  la vocación?

KM: Creemos que la familia es el centro y la base para que surjan vocaciones, porque si nosotros como padres, no buscamos el camino verdadero que es el camino de Dios, los hijos no tendría un camino a seguir, el lema “Familia Casa y Escuela del amor”, es una realidad porque la familia es un ejemplo una escuela y los hijos siguen los pasos de sus padres.

BA: ¿Qué mensaje darían a los jóvenes que no se han casado todavía?

EM: Que no tengan miedo, que si ya tienen su pareja, hagan las cosas bien ante los ojos de Dios y si tienen una vida en unión libre, no deben esperar dar el paso del sacramento del matrimonio, que es un compromiso de amor, no por obligación sino por  devoción y de  entrega. El matrimonio es una vocación que debemos llevar conforme a la voluntad de Dios.

En la homilía de Monseñor Ángel Garachana

En el cristiano, Cristo toma la vida completa de ese discípulo suyo, entonces en aquellos que se casan, es Cristo quien toma ese amor de los esposos y lo transforma. El cristiano casado, vive su matrimonio y amor en Cristo y desde Cristo, que llena sus vidas, las santifica, y consagra ese amor de esposos, el matrimonio con hijos, la familia entera es santificada por Cristo.