22
Dom, Abr

La Comisión Nacional de Pastoral Penitenciaria realizó su primera reunión del año los días 12 y 13 de febrero en San Pedro Sula. Los coordinadores de la pastoral a nivel nacional fueron recibidos por Zobeida Mendoza y Monseñor Ángel Garachana responsable de la pastoral penitenciaria.
El Centro de Capacitación San Pedro, fue la sede de las reuniones que se tuvieron con la finalidad de organizar el plan de trabajo para el 2018. Zobeida Mendoza dio las palabras de bienvenida. Luego de la oración Mons. Ángel impartió el tema formativo, “El l mensaje del Papa en la Cuaresma”, aplicado a la pastoral penitenciaria sobre que le dice a los agente de pastoral y a los privados de libertad.
Monseñor reflexionó además sobre el cierre de los centros penales, el traspaso de los privados de libertad y las cárceles de máxima seguridad. “La finalidad es que todos conozcan cómo están las cárceles del país, para tratar problemas e insistir ante las autoridades del estado sobre la necesidad de un sistema penitenciario que realmente ayude a rehabilitar a las personas”.
Representantes del Comité Nacional de Prevención (CONAPREV) dieron una interesante capacitación sobre las leyes del sistema Nacional Penitenciario, las modificaciones al reglamento de visitas de familiares a los privados de libertad entre otros.
Zobeida Mendoza, de la Pastoral penitenciaria de la diócesis de San Pedro Sula dijo que dicha pastoral está dando seguimiento a todas las cuestiones de tipo legal y humano de los privados de libertad que han sido trasladados a otros centros.

Centro de reinserción

En un terreno donado por el obispado, se inició el año pasado la construcción del centro. Esta será una casa de reinserción social para todos los ex privados de libertad donde ellos pueden aprovechar sus destrezas y habilidades y ponerlas al servicio de la comunidad explicó Zobeida.

 

Monseñor Ángel Garachana, nombró como Vicario de la parroquia San Pedro y San Pablo del sector Planeta, al padre José Ramón Gámez, quien fue presentado ante los feligreses el domingo anterior en la solemne eucaristía celebrada por el párroco Fredy Valdivieso.El padre Fredy agradeció a Mons. Ángel por el deseo de un acompañamiento pastoral en la parroquia San Pedro y San Pablo, “Es una buena noticia y de mucha alegría tener un compañero al lado para realizar el trabajo evangelizador” dijo el padre Fredy. El Vicario José Ramón expresó su entusiasmo y alegría de incorporarse al servicio pastoral con la ayuda del Señor.

Se llevó a cabo la primera reunión anual de las diferentes Comisiones Diocesanas, en presencia de monseñor Ángel Garachana, con el propósito de revisar y llevar a cumplimiento las líneas y estrategias planificadas para este año.
Asistieron representantes de las 17 comisiones y varios sacerdotes de las diferentes zonas.
La agenda de trabajo se dividió en tres momentos: el primero, fue la mirada a la pastoral desde las comisiones diocesanas; el segundo, la proyección de cómo debe ser el espíritu de cada comisión, esta se realizó con la participación de monseñor Ángel Garachana; y el tercero, consistió en un trabajo por comisiones.
El padre Enemecio Del Cid, vicario de Pastoral Diocesana, dijo que el propósito de esta actividad es la presentación de la mirada pastoral de todas las comisiones, motivar y revisar el trabajo que se está realizando. “Es sentir que somos una iglesia de comunión y participación. Como vicario me alegra el trabajo realizado. Es una estructura que facilita para evangelizar en el orden del Carisma de cada uno”.
Por su parte, monseñor agregó que las comisiones no son organizaciones civiles, sociales o políticas, sino una expresión de la Iglesia. “Su fundamento es teologal. Tiene una organización basada en la comunión, misión y espiritualidad”, concluyó.

Desde 1991, en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, del Barrio las Palmas, funciona la Pastoral de Mujer, organización que dirige desde esa fecha doña Otilia Vásquez, en compañía del actual párroco Matías García, Marta Gáleas y Sandra Orellana.
Doña Otilia Vásquez, recuerda que la pastoral nació viendo las necesidades de las mujeres en zonas marginadas. “Cuando salíamos a evangelizar fuimos descubriendo el abandono en que vivían muchas mujeres, sin que nadie le ofreciera una oportunidad para salir adelante, y fue así como la Pastoral de la Mujer surgió con el trabajo pastoral de la parroquia que en ese entonces dirigía el padre Roberto Coyne.
“En las evangelizaciones fuimos conociendo la realidad de vida de algunas mujeres de los sectores San José Cinco, La Unión, San Francisco y Las palmas entre otras. Vimos la necesidad de madres solteras que no eran auto sostenibles” explicó doña Otilia.
La Pastoral de la Mujer desde esa fecha imparte talleres de belleza y cosmetología, estilista profesional, corte y confección, sastrería, panadería y repostería y manualidades. “Actualmente nos sentimos satisfechas porque son muchas las mujeres que han aprendido estas carreras técnicas y hoy tienen su propio negocio dijo la coordinadora Otilia Vásquez.
Aquí las mujeres reciben capacitación técnica, aprenden a mercadear sus productos, reciben charlas de motivación personal y autoestima y sobre todo guía espiritual. Las clases se imparten por personal voluntario un día a la semana de 1:30 p.m. a 5:00 de la tarde.
Sandra Galeas instructora de los talleres de corte y confección desde el 2007, expresó sentirse muy contenta de enseñar un oficio a estas mujeres que tienen la necesidad de aprender como en algún momento la tuve yo, eso me impulsa a ofrecer mi trabajo voluntario todos los días.
“Es de mucha satisfacción brindar mi apoyo para que estas mujeres puedan ser auto sostenibles. Les ayudamos emocionalmente, espiritualmente y técnicamente” dijo Marta Orellana instructora del área de belleza.
Gladis Reyes, es una de las mujeres beneficiadas con este programa, cuando la despidieron de su trabajo no sabía qué hacer, llegó a la pastoral y aprendió manualidades, oficio que le dio trabajo para subsistir, luego emprendió de nuevo y decidió formarse en belleza y panadería. Actualmente tiene su propio negocio de decoraciones para bodas y colabora con la pastoral por las tardes. “Me siento muy contenta de haber aprendido estos talleres que me han enseñado a enfrentar la vida con otra mentalidad” manifestó Gladis Reyes.

Más artículos...