EL PODER DE LA ORACIÓN CAMBIARÁ TU VIDA

El predicador internacional y cantautor GERARDO ANDERSON, ha venido por primera vez a Honduras, invitado por la Parroquia La Santa Cruz, de la Colonia Tara. El sábado 6 de mayo, se presentó en el auditorio de la UTH, para dictar este apasionante tema: EL PODER DE LA ORACIÓN CAMBIARÁ TU VIDA.
La prédica comenzó con una oración de agradecimiento al Señor, dirigida por Gerardo, un joven muy accesible, con el don de oración y sanación. Dios le ha dado muchos dones y talentos que no se ha dejado para sí mismo. También nos dio el testimonio de su vida, fue un joven rebelde, rockero por un tiempo, viviendo la vida loca, como decimos, pero su madre siempre creyó en el poder de la oración y ahora, contó Gerardo, él y sus tres hermanos, predican la Palabra de Dios! Gloria al Señor!
Al principio de su prédica, Gerardo recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica, en su numeral 2559 “La oración es la elevación del alma a Dios” (San Juan Damasceno).
“Cuando una persona ora y se eleva, empieza a ver las cosas diferentes, nos dice. Y continúa con el Catecismo: el mismo numeral, 2559 ‘¿Desde dónde hablamos cuando oramos? ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde “lo más profundo” (Sal 130, 1) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf Lc 18, 9-14). La humildad es la base de la oración.”
“Una persona que quiera que su familia tenga poder, necesita orar y esa oración tendrá como apoyo la humildad.
“Primero hay que hablar de la oración personal. Primero necesito el poder de Dios en mi corazón. Tu vida de oración a nivel particular, pero antes es necesario tener un encuentro personal con Jesucristo. Mucha gente le ora a un Dios que no conoce.
“El papa Benedicto dice: El encuentro con Dios, es el encuentro con una persona, y ese encuentro con una persona, logra marcar la historia del ser humano, hasta tal punto, que se convierte en un antes y un después…Será que puedes decir el día de hoy, que tienes un antes y un después de Jesucristo?
“Hoy, si no ha tenido un antes o un después de Jesucristo, hoy usted lo tendrá. En Juan 3, 16, Dios envía a Jesucristo cuando nosotros no lográbamos entendernos y fue tanto el amor que tuvo por usted, que lo envió y no lo mandó para condenar al mundo, sino para salvarlo a través de Él y para que todo el que crea en Él, tenga vida plena y vida eterna.
“Segundo, el encuentro me lleva a una amistad con Él, a una cercanía con Él. El que mucho ama, mucho se encuentra. A medida que tiene encuentros, va conociendo a esa persona. La oración me eleva y 2 me conecta y ese conectarme, me hace conocerle.
“San Pío de Pietrelcina, decía, ‘Cuando se lee se busca a Dios, pero cuando la persona ora, encuentra a Dios’.
“Cómo voy a buscar a Dios? El Cómo también es a través de la necesidad, dice Gerardo y se refiere al Salmo 42, 2 y ss.
“Cuando se acerque a Dios acérquese con un corazón humillado y un corazón necesitado. Cuando Jesús habla con el joven rico, le dice solo voy a pedirte una cosa, anda vende todo lo que tienes y se lo das a los pobres, entonces sígueme. El espíritu le está diciendo, despréndase, no de un dinero, despréndase de todo lo que usted está lleno, porque para ir a la oración y para sentir necesidad hay que ir vacío. Para yo ser lleno de Dios, necesito vaciarme. Si yo quiero ir a la oración prepotente orgulloso, porque estoy lleno, ese estar lleno impide que la gracia actúe. La gracia necesita postración, el vaciarse completo del hombre para que el caudal de agua viva pueda ser el fluir constante en la vida nuestra.
“Si no tengo humildad y necesidad, no lograre elevarme, porque de lo que estoy lleno me impedirá el crecimiento y segundo no lograre conectarme porque estoy lleno de demasiadas cosas y eso no logrará la conexión.
“Después de ser una persona elevada y una persona conectada, vamos a ver ahora cómo logro que el poder se manifieste en mi familia.
Frutos y actitudes para orar para que mi familia experimente el poder:
1.- AGRADECIMIENTO
Colosenses 4, 2, “Dedíquense a la oración, y perseveren en ella con agradecimiento.”
“Cuando oramos con un corazón agradecido el poder de Dios comienza a manifestarse. Todo aquel que quiera ver que el poder de Dios comienza a manifestarse en su casa, en su familia, empiece siendo agradecido. Si su hijo ve que usted es agradecido con Dios, también él lo será. Y no solo agradecimiento a Dios, sino también a sus hijos, agradézcale. Ser agradecido es ser humilde, porque el agradecido reconoce que todo lo que tiene viene de lo alto. El apóstol Santiago dice ‘Yo todo lo que tengo se lo debo a Dios.’ Así podrá ver el poder de Dios y un comportamiento diferente en su familia.
Gerardo ahora se refiere a 1º Carta a los Tesalonicenses, 5 – 16-18
"16.Estén siempre alegres, 17.oren sin cesar 18.y den gracias a Dios en toda ocasión; ésta es, por voluntad de Dios, en Cristo Jesús."
Y también se refiere a Hechos de los Apóstoles cap. 16, Pablo y Silas predicaban la Palabra y los azotan, los meten al calabozo y en el calabozo agradecían a Dios.
“Cómo una persona empieza a agradecer si ha sido azotada? Cómo puedo ser agradecido, si mi hijo acaba de tener un accidente? Cómo ser agradecido?Pues precisamente allí el agradecimiento se convierte en un sacrificio de alabanza. Allí es donde se proyecta con toda intensidad la fe que tiene una persona. Allí es donde se trabaja el carácter interno de una persona cuando empieza a ser agradecido por eso. Y qué hermoso cuando un hijo logra ver que su padre o su madre, se quebranta ante Dios, que es el Único que le puede ayudar.
“Quiere ser usted una persona que el poder de Dios se manifieste en su familia?
“Sea agradecido. Diga conmigo: Yo soy una persona agradecida, sumamente agradecida, todo lo que tengo le pertenece a Dios, todo lo que he conseguido le pertenece a Él, mis logros, mis sueños, mis metas todo lo que tengo, le pertenece a él. Mi familia le pertenece a él. Amén.
2.- OBEDECE LA PALABRA DE DIOS
“Si usted quiere ver el poder de Dios en su familia, no solamente ore, el texto dice: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.’ El señor te quiere cerca. Todo el que obedece lo tiene cerca.
1 reyes 2, 3 "Guarda las observancias de Yahveh tu Dios, yendo por su camino, observando sus preceptos, sus órdenes, sus sentencias y sus instrucciones, según está escrito en la ley de Moisés, para que tengas éxito en cuanto hagas y emprendas. Para que Yahveh cumpla la promesa que me hizo diciendo: "Si tus hijos guardan su camino para andar en mi presencia con fidelidad, con todo su corazón y toda su alma, ninguno de los tuyos será arrancado de sobre el trono de Israel."
“El Señor dice si tú cumples Mi Palabra, verás mi poder. Mi poder en ti será que todo lo que hagas tendrá éxito. Dios le quiere dar éxito a tu negocio, Dios le quiere dar éxito a tu familia, Dios le quiere dar éxito a todo lo que emprendas, a tus estudios, a tu trabajo, Dios quiere ensanchar tus caminos, pero el Señor dice, solamente te pido que cumplas, obedéceme.
“En Josué 1, 6 y siguientes, encontramos: "Sé valiente y ten ánimo, porque tú entregarás a este pueblo la tierra que juré dar a sus padres. Por eso, ten ánimo y cumple fielmente toda la Ley que te dio mi servidor Moisés. 7.No te apartes de ella de ninguna manera y tendrás éxito dondequiera que vayas."
“Hay gente, dice nuestro predicador, que cuando se acerca a Dios le pide por pedacitos, Señor dame esto, después dame esto. Yo le aseguro, hermano, hermana, que si es usted es una persona que cumple con la Palabra, que si es usted es fiel a Dios, no tendrá que pedirle a Dios que ensanche su camino. Es que dice la Carta de San Pablo: ‘Dios es un sí a todo lo que promete’. Y si Dios ha dicho que si usted es fiel, Dios le dará éxito, Dios así lo hará. Dios lo que ha prometido se lo va a cumplir. Créalo! Dios le va a dar éxito, salud, bienestar, ubicación, dirección, capacidad, le dará disciplina, le dará éxito en todo lo que usted emprenda.
3.- ENSEÑA
“Nosotros enseñamos con el ejemplo. Si usted obedece la Palabra de Dios, también debe ser una persona que enseñe la doctrina, que proyecte lo que enseña, porque se supone que si usted lo que está viviendo, le está dando resultado, no debe de quedarse callado, debe ser una persona que informe cuáles son las cosas que a usted le están dando resultados. Porque contar el logro es hacer el bien.
“En la Iglesia se habla mucho del testimonio, decir con claridad, yo soy un testigo fiel de que Dios siempre permanece fiel, entonces enseña a los tuyos, cuando te reúnas cuenta tu testimonio, cuenta como fue tu día y como Dios actuó.
El hermano se refiere ahora al texto de Deuteronomio 6, 6. “Dios le está diciendo a usted, que si usted es capaz de repetirle esto a sus hijos, si eres capaz de irlas repitiendo cuando estás acostado, y cuando levantado, si eres capaz de memorizar estas palabras que Yo te doy hoy, si eres capaz de ponerlas en las paredes, en las puertas, dice el Señor habrá un resultado y el resultado es que te daré bienes, te daré dicha y también cuando estés saciado, de todo lo que tengo para ti, vas a recordar de dónde yo te saqué, te saqué de la depresión, de la pobreza, te saqué del desenfoque, de la miseria, de un matrimonio dividido, yo lo hice en tu vida.
“Si quiere ver el poder de dios manifestado en su vida, no olvide estos tres puntos, sea agradecido, obediente y enseñe testifique lo que ha aprendido de Dios.”
Continuó con el testimonio de su vida y luego con la oración, alabanza y adoración a Jesús Sacramentado. No dudamos que esa noche el Señor manifestó todo su poder en los corazones quebrantados, dio luz a los que carecían de ella. Muchos corazones abrieron sus puertas de par en par, para decirle al Señor, ven, entra en mi casa.
Cuánta bendición recibida!

Texto e imágenes: Victoria Cotton